Inicio > Publicaciones > 1997 > La Musica del Al-Andalus

La Música de Al-Andalus. La muwassaha

La Música de Al-Andalus. La muwassaha

 

Titulo: La Música de Al-Andalus: la muwassaha
Director: Muhammad Hamadiyih.  
Intérprete: Al Turath Ensemble
Edita: Junta de Andalucía. Consejería de Cultura
Dirección científica: Centro de Documentación Musical de Andalucía
Produce: Empresa Pública de Gestión de Programas Culturales
D.L. SE-1521-1997
1 discos compacto: digital ; 12 cm

 

 

 

 



LA WASLAH ANDALUSÍ DE ALEPO, SIRIA

WASLAH

Una waslah es la interpretación de hasta 8 muwashshahát (plural de muwashshaha) sucesivamente con una introducción instrumental. Común a todas las secciones de este tipo de ciclo waslah es el magám, donde la combinación de piezas puede incluir obras de varios poetas y compositores. La composición muwashshaha interpretada al principio de un ciclo puede contener un wazn más largo que las muwashshahát que le siguen. En Alepo se conocen un total de 22 waslát (plural de waslah), cada una de las cuales se denominan según el maqám al que pertenecen (por ejemplo, waslah de maqám rást, waslah de maqám hijáz, waslah de maqám sikáh).

MAQÁM

El término maqám designa un marco modal en la música de los árabes. Muestra no sólo las distancias interválicas entre tonos de un específico orden, sino más exactamente el estado emocional que se crea en la realización y desarrollo del marco modal, basado en un tipo de distancias interválicas que dan lugar a lo que se llama el modo maqám. Desde un punto de vista histórico, el término maqám llega a ser de uso común entre los especialistas de la música arabo-islámica en el siglo catorce.

El maqám representa un único proceso improvisatorio en el arte musical de los Arabes y de una gran parte del mundo, que abarca las culturas del Norte de Africa y del Asia Occidental y Central. La estructura del maqám depende de la organización fija o libre de los factores temporales y tonales. El componente tonal-espacial se organiza, moldea y enfatiza hasta tal punto que se convierte en el factor decisivo y esencial del maqám, en tanto que el aspecto rítmico-temporal no está sujeto en esta música a una forma definida de organización. Es esto, verdaderamente, lo más esencial del fenómeno maqám: la libre organización del aspecto rítmico-temporal y la organización fija y obligatoria del aspecto tonal-espacial. Así pues, el maqám no está sujeto a reglas de organización que afecten al parámetro temporal, es decir, que no posee ni un esquema de compases regulares y establecidos ni un "tactus" fijo. El ritmo es característico del estilo del intérprete y depende de su forma y técnica de interpretar o cantar, pero nunca es característico del maqám como tal. La singularidad de esta forma es que no se construye sobre motivos, o la elaboración, variación y desarrollo de éstos, sino sobre un cierto número de pasajes melódicos de diferente longitud que dan lugar a uno o más niveles tonales, y así se establecen las varias fases del desarrollo del maqám. Este se basa, específicamente, en una sistemática realización de niveles tonales que se mueven gradualmente desde registros más bajos a registros más altos hasta alcanzar el clímax, en cuyo momento la forma se alcanza. La realización de un maqám original y verdaderamente convincente requiere una facultad creativa como la de un compositor genial. Sin embargo, este fenómeno sólo en parte puede ser considerado como una forma de composición porque ningún maqám puede ser idéntico a otro: se recrea cada vez como una nueva composición. El factor composicional se muestra en la predeterminada organización tonal-espacial del número fijo de niveles tonales sin repeticiones, en tanto que el aspecto de improvisación se desenvuelve libremente en diseño rítmico-temporal. La interrelación ente la composición y la improvisación es el aspecto más característico del fenómeno maqám.

WAZN

Los géneros que poseen una organización rítmico-temporal fija tienen compases claros, compactos y regulares que dan lugar a una organizada y fácilmente reconocible segmentación del tiempo. La muwashshaha pertenece a este tipo de géneros. Por otra parte, los géneros con una organización rítmico-temporal libre tienen una estructura rítmico-temporal sin compases y motivos regulares y sin una medida fija (pulso). El taqsim pertenece a este género. Sin embargo, el patrón rítmico en la música de Arabia se llama wazn, literalmente "compás". Este tipo de patrones son también conocidos con el nombre de usúl, mizán y darb. El repertorio wazn de Arabia se compone de unos 100 ciclos.

 

Adquisiciones: tiendas culturales de Andalucía

01.- Samaci 7:06 - Audio
02.- Muwashshaha ya ghusayna-l-bani 3:17 - Audio
03.- Muwashshaha ma-htiyali 5:38 - Audio
04.- Muwashshaha hajarni habibi 1:39 - Audio
05.- Muwashshaha ya fatina-l-ghuzlan 4:33 - Audio
06.- Muwashshaha unqu-l-malilh 3:45 - Audio
07.- Dulab 2:49 - Audio
08.- Taqsim 1:48 - Audio
09.- Layali ya layli yaayni 5:24 - Audio
10.- Qasidah 8:26 - Audio
11.- Qad ya mayilah ala-l-gusun ayni 6:09 - Audio
12.- Mawwal 4:40 - Audio
13.- Qad Fuq An-Nakhil 4:49 - Audio
14.- Qad al-biulbul nagha aghusni-l-fill 4:50 - Audio
15.- Qad Qadduka l mayyas Yaumri 6:58 - Audio
16.- Qad Bini W Binak Haru L Amazil 2:54 - Audio