Inicio > Publicaciones > 2008 > Serpiente Venenosa

Serpiente Venenosa

Serpiente Venenosa

 

Titulo: Serpiente Venenosa
Subtitulo: Música en las Catedrales de Málaga y Cádiz en el siglo XVIII
Director: Diego Fasolis
Interpretes: Orquesta Barroca de Sevilla; Coro Barroco de Andalucía; María Espada, Soprano y David Sagastume, Alto.
Edita: Junta de Andalucía. Consejería de Cultura.
Dirección científica: Centro de Documentación Musical de Andalucía
Produce: Empresa Pública de Gestión de Programas Culturales
D.L. SE-1099-2008
1 discos compacto: digital ; 12 cm
Incluye folleto con biografía y estudio de su obra.

 

 

 

 Las obras que conforman el programa de este disco han sido rescatadas de un olvido de siglos gracias a los últimos trabajos de investigación en torno a nuestro patrimonio musical.

Es significativo que, mientras en otros países de nuestro entorno la recuperación de obras musica­les de alguna importancia es ya un hecho esporádico, en España todavía estamos descubriendo composi­tores 'nuevos' para incorporarlos al puesto que se merecen dentro de nuestra historia musical.

Nuestros conjuntos instrumentales y vocales no han dispuesto de buenas ediciones de música es­pañola para confeccionar sus programas, siendo éste uno de los principales motivos del desconocimiento de nuestra música. Si hasta hace bien poco las obras de estos maestros malagueños y gaditanos no han estado al alcance de los intérpretes, la calidad objetiva de las mismas y su impacto favorable en el público a medida que se van dando a conocer son indicadores inequívocos de que esta riqueza musical merece ser recuperada.

El ambiente de silencio que hoy envuelve a nuestras catedrales en nada recuerda la intensa activi­dad vivida dentro de sus muros en el pasado, una sucesión de cultos casi ininterrumpidos en los que la música era parte esencial del ritual; música que era básicamente de dos tipos: obras de polifonía contra­puntística al estilo tradicional y piezas de reciente composición en estilo moderno, conocidas como "música a papeles".

De esta última, la más novedosa y brillante, se ofrece una selección en el presente disco, una muestra representativa de un estilo que hunde sus raíces en el barroco, avanza con ribetes de transición (belcantismo, estilo galante) y se acerca tímidamente al clasicismo; lo que, visto desde la perspectiva de la música religiosa de la segunda mitad del XVIII, da la impresión de que nuestros compositores no vivían en absoluto de espaldas a las innovaciones se estilaban por entonces en Europa.

JUAN FRANCÉS DE IRIBARREN (1699-1767), es una figura esencial en la música española del XVIII, dada a conocer ya en 1920 por R. Mitjana. Tras una estancia de 16 años en Salamanca como orga­nista, pasó a desempeñar el cargo de maestro de capilla en la Catedral de Málaga (1733-1766) hasta su jubilación. La inmensidad de la obra de Iribarren y la falta de ediciones han dificultado el conocimiento de este insigne maestro, prototipo de compositor barroco tardío. Su impresionante legado musical alcanza las 904 obras, la mayoría de las cuales se conservan en Málaga

Como ha apuntado L. Naranjo, estilísticamente Iribarren es tributario de los recursos de un ba­rroco, que si en las obras latinas se resiste a abandonar la rica tradición contrapuntística del pasado, en­cuentra en las de lengua romance un escape hacia texturas más simples y melodías más diáfanas como antesala del clasicismo. Son estas piezas (villancicos y cantadas), pródigas en partes solísticas y dúos en forma de 'recitados' y arias a la italiana, las que revisten un especial interés por su 'modernidad'. El oyente avezado captará sin duda la creciente estructuración melódica desde sus tempranas producciones salman­tinas, como Delizioso clavel (1720), pasando por las de sus primeros años de Málaga, Es el poder del hombre (1739) llena de proezas vocálicas, hasta las de su etapa más ma­dura, como el solo de tiple Besubio soberano (1748) o el de contralto A la Mesa del Cielo (1756)

En sus recitados acompañados ofrece Iribarren una riquísima gama de combinaciones armónicas sobre un continuo rigurosamente cifrado, y en sus 'areas' un refinamiento melódico poco común entre sus contemporáneos, como señaló M. Querol.

 

Adquisiciones: Librería Virtual de la Consejería de Cultura

01.- Serpiente Venenosa: Recitado Allegro 1:26 - Audio
02.- Serpiente venenosa: Aria Allegro-Andante 6:59 - Audio
03.- Es el Poder del hombre: Recitado 0:47 - Audio
04.- Es el Poder del hombre: Area media Ayre 3:34 - Audio
05.- Es el Poder del hombre: Recitado 0:52 - Audio
06.- Es el Poder del hombre: Area ayroso 5:20 - Audio
07.- Kyrie 2:22 - Audio
08.- Laudate pueri Dominum 2:35 - Audio
09.- Besubio Soberano: Recitado con violines 0:52 - Audio
10.- Besubio Soberano: Area Ayroso 4:57 - Audio
11.- Delicioso Clavel: Entrada alto Despacio 2:55 - Audio
12.- Delizioso Clavel: Recitado 0:38 - Audio
13.- Delizioso Clavel: Area Medio Ayre 4:38 - Audio
14.- Delizioso Clavel: Recitado 0:29 - Audio
15.- Delizioso Clavel: Final Allegro 1:48 - Audio
16.- A la Messa del Cielo: Recitado a compás con instrumentos 0:53 - Audio
17.- A la Mesa del Cielo: Area Sosegado y Amoroso 4:41 - Audio
18.- Magnificat a 5 con Violines 6:33 - Audio
19.- Credidi: Gloria 4:58 - Audio
20.- Ay sagrado Cupido 3:46 - Audio
21.- Ezta noche lo neglillo 3:31 - Audio