Inicio > Publicaciones > 2001 > Compositores Andaluces Actuales en el Festival de Granada

Compositores Andaluces Actuales en el Festival de Granada

Compositores Andaluces Actuales en el Festival de Granada

 

Titulo: Compositores Andaluces Actuales en el Festival de Granada
Autores: obras de Manuel Castillo, Juan A. García, José García Román, Francisco Guerrero y Manuel Hidalgo.
Edita: Junta de Andalucía. Consejería de Cultura
Dirección científica: Centro de Documentación Musical de Andalucía
Produce: Empresa Pública de Gestión de Programas Culturales
D.L.: SE-1430-2001
1 discos compacto: digital ; 12 cm
Incluye folleto con biografía y estudio de su obra.

 

 

 

Manuel CASTILLO: Concierto para piano y orquesta n.º 3

Nacido en Sevilla en 1930, Manuel Castillo es uno de los compositores más unánimemente respetados de la actual “generación de maestros”. También excelente pianista, organista y profesor, es una “institución” en el ambiente musical y cultural de su ciudad natal y, desde luego, su acción y su obra le confieren la más alta representatividad en el ámbito andaluz de la creación musical de nuestro tiempo.

Este Concierto para piano y orquesta n.º 3 fue compuesto entre 1976-77, como trabajo de la beca “Reina Sofía” que Castillo recibió del Ayuntamiento de Madrid. La obra tuvo su estreno absoluto en el Palacio de Carlos V de la Alhambra granadina, el 26 de junio de 1978, en concierto de la Orquesta Sinfónica de la RTVE dirigida por Enrique García Asensio y actuando como solista el propio Manuel Castillo. En el programa de mano de aquella sesión, comentaba el compositor: “Dentro de mi producción hay obras pianísticas que representan claramente las etapas de evolución por las que he pasado, desde la Sonatina (1949) hasta la Sonata (1972) y las veinte piezas didácticas que integran la Introducción al Piano Contemporáneo (1975). A cada uno de estos momentos corresponde la composición de un concierto para piano y orquesta. Ocho años separan al primero del segundo y once a éste del tercero.

 

José GARCÍA ROMÁN: Sexteto de estío

El compositor granadino José García Román, nacido en Gabia Grande (Granada) en 1945, por cronología y por formación representa perfectamente a la generación que sigue a la que arriba hemos llamado “generación de maestros”, en referencia a la de Castillo. Efectivamente, García Román encontró en dos de aquellos músicos el magisterio y el impulso que encauzarían definitivamente su carrera: fueron Juan Alfonso García y Carmelo Bernaola. Con ambos en Granada, pues el trato de García Román con el compositor vasco se llevó a cabo básicamente en los Cursos Manuel de Falla en los que éste ejerció varios años como maestro de Composición.

El Sexteto de estío se presentó aquí el 2 de julio de 1988, en el Auditorio Manuel de Falla, en concierto del Grupo Círculo que dirige José Luis Temes y en el que se presentaban obras de antiguos alumnos de los Cursos Manuel de Falla. Había sido la obra ganadora de la primera edición del Premio de Composición Ciudad de Alcoy (1986), y fue estrenada por la London Sinfonietta dirigida por Diego Masson en el Festival de Alicante del año siguiente, el 17 de septiembre.

 

Juan Alfonso GARCÍA: Tríptico

Tras la marcha de Falla a la Argentina ha habido otros dos grandes “músicos de Granada”: Valentín Ruiz Aznar y Juan Alfonso García. Resulta curioso constatar que uno era de Cádiz, otro aragonés y el tercero extremeño... Pero la tierra granadina se presta a que en ella se hundan raíces. Nacido en Los Santos de Maimona (Badajoz) en 1935, Juan Alfonso García se estableció en Granada a los once años de edad y aquí llevó a cabo su formación musical, precisamente junto al maestro de capilla Valentín Ruiz Aznar, quien había tenido trato cordial y profesional con Falla. Así pues, Juan Alfonso venía a ser eslabón de una cadena que él mismo se ocuparía de continuar: es importante constatar que compositores tan notables como García Román, Gue­rrero e Hidalgo (por no salir del contenido de estos CDs) han reconocido en Juan Alfonso García a un primer y decisivo maestro.

El 1 de julio de 1990, en el Auditorio Manuel de Falla, vecino del recinto alhambrino, se interpretó el Tríptico compuesto por Juan Alfonso García para la Orquesta de Cámara de Granada que dirigía Misha Rachlevsky. Estos intérpretes habían estrenado la obra en la primavera de aquel mismo año. Al maestro García se le había pedido una pieza para cuerdas de seis minutos, cosa que hizo puntualmente, pero, más tarde, se le dio la posibilidad de ampliarla y, así, procedió a tomar dos breves piezas suyas escritas tiempo atrás para órgano, las transcribió para arcos y las enlazó con el núcleo de la nueva composición, la una por delante (como preludio) y la otra por detrás (como final): de ahí el título de Tríptico que adoptó la obra definitiva.

 

Manuel HIDALGO:

Música sobre un poema de Ignacio Llamas

Natural de Antequera (Málaga), de 1956, Manuel Hidalgo fue discípulo de Juan Alfonso García en Granada antes de salir a Centroeuropa para completar su formación junto a maestros como Lehmann (en Zurich) o Lachenmann (en Hannover) y acabar instalado en Stuttgart, desde donde ha hecho una carrera de compositor básicamente alemana. Así, cuando entrego estas notas está próximo a producirse (21 de mayo) en el Festival de Schwetzinger el estreno absoluto de su espectáculo músico-teatral

Bacon, coproducido con el Teatro Nacional de Mannheim, con la Orquesta Sinfónica de la Radio de Stuttgart dirigida por Blunier. Títulos de aspecto ácido y hasta corrosivo –como Harto o Vomitivo o Marcha fúnebre– acentúan la ironía de otros –como Seguiriyas de Stuttgart y la plaza Hölderlin o Alegrías– en un catálogo atípico, rabiosamente personal y ajeno a toda convención.

El poema de Ignacio Llamas, en efecto, no es utilizado como tal, sino que sirve a Hidalgo como modelo formal –arquitectural– de la primera parte de esta obra puramente sinfónica: “algo así como un poema sinfónico sobre el poema y como el poema”, como escribió Enrique Gámez en las notas al programa del concierto del estreno; mientras que la segunda parte de la obra vendría a ampliar, glosar y completar la primera.

 

Francisco GUERRERO (1951-1997):

Opus 1, Manual. Anemos C. Concierto de Cámara. Ars Combinatoria. Delta Cephei

Discípulo de su padre –buen músico que trabajó sobre todo en Las Palmas– y de Juan Alfonso García en Granada, Paco Guerrero, que había nacido en Linares en 1951, nos abandonó, sin previo aviso, en 1997, a los 46 años de edad, tras haberse revelado y consolidado como una de las más poderosas personalidades de la creación musical española y europea de su momento y cuando, naturalmente, le quedaba aún muchísimo por decir. Impresionados todos por tan luctuosa noticia, el Festival de Granada reaccionó presto y organizó un concierto monográfico para recordar a un compositor tan grande y tan vinculado a la ciudad. Lo interpretó el conjunto Proyecto Gerhard bajo la dirección de Ernest Martínez Izquierdo en el Patio de los Mármoles del Hospital Real, el 30 de junio de 1998, y en él se interpretaron las cinco obras que se incluyen en este CD y a las que nos referiremos por orden cronológico.

Francisco Guerrero escribió su Opus 1. Manual en 1976. Aunque por entonces era muy joven, y pese a su título, esta pieza en absoluto era la primera del compositor, sino, simplemente, la primera para piano solo. La estrenó y divulgó Jean-Pierre Dupuy. Guerrero, él mismo pianista y organista, distó mucho de hacer una obra calificable como “típica” de compositor-pianista. Antes al contrario, Opus 1. Manual es una pieza inclemente para el intérprete, de quien se pone a prueba su capacidad virtuosística y hasta su resistencia física. Del mismo año (1976) es Anemos C, para instrumentos de viento y percusión, parte del tríptico que completan Anemos A (1975) para vientos y Anemos B (terminada en 1978) para coro.

El Concierto de cámara (1977) y Ars Com­bi­natoria (1979-80) son dos obras bien diferenciadas, pero entre las cuales no deja de haber algún nexo instrumental (ambas son sextetos) y de técnica compositiva (ambas ordenan el material según leyes de la combinatoria). La primera fue estrenada por José M.Gil Franco, al frente del Grupo Instru­mental de Madrid, en el Festival de Orleans, el 11 de Diciembre de 1977; la segunda vio la luz en el IRCAM de París el 25 de febrero de 1980, interpretada por el conjunto L’Itineraire (que se la había encargado) bajo la dirección de Mercier.

 

Adquisiciones: tiendas culturales de Andalucía

cd1: 01.- Concierto para piano y orquesta nº 3. Poco Moderato 7:37 - Audio
cd1: 02.- Concierto para piano y orquesta nº 3. Scherzando 4:08 - Audio
cd1: 03.- Concierto para piano y orquesta nº 3. Intermezzo, lento senza rigore 3:57 - Audio
cd1: 04.- Concierto para piano y orquesta nº 3. Quasi toccata 5:43 - Audio
cd1: 05.- Sexteto Estío 21:58 - Audio
cd1: 06.- Tríptico 8:58 - Audio
cd2: 01.- Música sobre un poema de Ignacio Llamas 9:39 - Audio
cd2: 02.- Concierto de Cámara 6:52 - Audio
cd2: 03.- Ars Combinatoria 7:38 - Audio
cd2: 04.- Op. 1 Manual 11:40 - Audio
cd2: 05.- Delta Cephei 8:17 - Audio
cd2: 06.- Anemos C 8:06 - Audio