Inicio > Exposición virtual de música mecánica > Instrumentos de soporte codificado de cilindro con púas

Instrumentos de soporte codificado de cilindro con púas

Cajas de música con láminas flexibles

Antoine Fabre, en 1796, hace vibrar láminas de acero, de diferente longitud y grosor, accionadas por los salientes o púas de un cilindro al girar. Las láminas flexibles de metal se comercializan primero en los relojes de bolsillo y pequeños objetos personales; posteriormente, en torno a 1840, en las cajas de música.

Estos cilindros codificados con púas contienen melodías de compositores de la época,populares o música tradicional.

 

Propulsores de sonido - Idiófonos punteados: Láminas flexibles

Los instrumentos mecánicos con soportes codificados tienen incorporados diferentes propulsores de sonido que determinan el timbre. Las láminas flexibles son los elementos de producción de sonido asociados a las cajas de música, están dispuestas formando un pequeño “teclado”, o “peine”, por esto se le denomina también “música a peine”1.

Dichas láminas están afinadas y presentan diferente longitud y grosor atendiendo a los sonidos graves o agudos que deben emitir; pueden estar distribuidas en uno o dos peines y el número varía de 13 a 160.

 

 

Soportes codificados - Contienen la notación de la melodía

Todo instrumento mecánico, aunque provisto de propulsores de sonido –en el caso de las cajas, láminas vibrantes–, necesita un soporte codificado con salientes o púas, en caso del cilindro; o con pestañas, en el caso del disco de metal. El primer soporte codificado empleado en las cajas de música fue el cilindro de púas o resortes, y a partir de 1885 el disco de metal con pestañas2.

 

Elementos mecánicos. Funcionamiento

Los instrumentos mecánicos funcionan con manivela o con motor de cuerda de relojería, posteriormente se introduce un mecanismo neumático y tienen control de velocidad. Básicamente el mecanismo de rotación consta de los siguientes elementos:

caja-música-cilindro

Caja de música de cilindro-lectura del soporte
CDMA 526

 

Fuerza o impulso motriz. Ésta puede ser humana, como en el caso de la pianola, donde el mecanismo es impulsado con los pies del ejecutante; o el organillo, donde es la mano del ejecutante la que actúa sobre una manivela. La fuerza motriz mecánica también puede ser hidráulica, de pesas, siendo la más frecuente la de muelle real. Se trata de una lámina de metal delgada enrollada en forma de espiral. Esta lámina tiende a distenderse realizando el movimiento o impulso motriz.

 

Remontaje. Mecanismo por el cual se tensa otra vez el muelle real, lo más frecuente es una llave o manivela, para “dar cuerda”.

 

Rodaje. El rodaje consta de una serie de ruedas que transmiten el movimiento de rotación cambiando la velocidad de la misma según su diámetro –las más pequeñas más rápido–. En ocasiones se utilizan combinaciones de ruedas y correas.

 

Regulación del movimiento de rotación. La regularidad y precisión en la marcha de la rotación es fundamental. La fuerza o impulso motor tiende a recuperar una posición de no tensión rápidamente, por lo que es necesario mecanismos que paren o frenen este impulso y lo libere a determinados intervalos, para garantizar la regularidad de la rotación. Para ello se utiliza el escape y la regulación. El escape es el elemento que más evolucionó en relojería, de donde toman los mecanismos de rotación estos aparatos. Los escapes más frecuentes son el de retorno, duplex, de cilindro y de áncora3.

 

Cajas de música de cilindro

La caja tiene incorporadas las láminas flexibles de metal –propulsores del sonido– y un soporte –cilindro con salientes o púas– que contiene la melodía codificada.

El sistema empleado en la “lectura” del soporte codificado es directo: las púas del cilindro accionan directamente los propulsores de sonido. Una manivela o un motor de cuerda –de relojería– hace girar el cilindro con púas, y éstas al girar puntean las láminas flexibles, las hacen vibrar y emiten el sonido codificado con anterioridad 4.

En principio la melodía dura el tiempo de rotación del cilindro, a partir de 1860, el cilindro se desplaza sobre su eje, lo que permite ampliar el tiempo de audición. Los cilindros se hacen intercambiables, se fabrican cajas de música de varios cilindros, y se incorporan a las cajas elementos de percusión como campanas, tambores y triángulos5.

A finales del siglo XIX comienzan a fabricarse cajas de música que funcionan con moneda, y están destinas a lugares públicos, cafés, tabernas.

Las cajas de música de cilindro presentaban dificultades para el almacenamiento, así como la necesidad de seguir ampliando el tiempo de audición. Estos problemas se resuelven con los discos de metal con pestañas, que empiezan a fabricarse a partir de 1885.

Actualmente se siguen fabricando cajas de música utilizadas como joyeros, y cajitas de juguete de reducidas dimensiones y mecanismo exterior6.

 

 

 

Fragmento de vídeo de la exposición: "Música Mecánica. Los Inicios de la Fonografía"; sobre cajas de música de láminas flexibles, realizada en el Parque de las Ciencias. Andalucía, Granada

 

 
Página siguiente
Página anterior
 

1 BOWERS, Q. David: Encyclopedia of Automatic Musical Instruments, Nueva York, Vestal, 1967, pp.15–20.
2 ENGRAMELLE: La Tonotechnie ou l’art de noter les cylindres, París, 1775.
3 BELDA GONZÁLEZ, P. Germán, Manual de relojería, Madrid, 1954, 5a Edición, Madrid, 1999.
4 Las cajas de música de cilindro también se fabricaban con autómatas, se emplearon en joyeros, en pequeñas cajitas para niños, o en otras de mayores proporciones destinadas a lugares públicos.
5 BOWERS, Q. David, 1967, ob.cit, pp. 15–96.
6 Actualmente Protocol fabrica, en Gerona, pequeñas cajitas de cilindro de mecanismo exterior, utilizadas como juguete.