Centro de Documentación Musical de Andalucía

Turina Pérez, Joaquín ( Sevilla, 1882-12-8)

Turina Pérez, Joaquín
Nació en Sevilla, España, el 9 de diciembre de 1882, en el seno de una familia de clase media. Turina fue hijo de un destacado pintor de ascendencia italiana, según el portal “joaquinturina.com”.

A los cuatro años, Turina adquirió una reputación de niño prodigio, gracias a sus improvisaciones con un acordeón, pero su enseñanza musical comenzó en el Colegio del Santo Ángel, donde acompañaba al coro de niñas de ese centro educativo.

Sus primeros éxitos como intérprete y compositor los obtuvo con un quinteto de piano que formó con unos amigos, al que denominaron “La Orquestina”, y con la que solían actuar en fiestas y reuniones.

Fue en marzo de 1897 cuando realizó una presentación en la sala Piazza de Sevilla, en un recital organizado por la Sociedad de Cuartetos, donde interpretó “Fantasía sobre Moisés”, de Gioacchino Rossini (1792-1868).

Fue en 1905 cuando se trasladó a estudiar música a París, Francia, en la Schola Cantorum, y concluyó sus estudios en 1913. Ese mismo año estrenó con éxito en el Teatro Real de Madrid “La procesión del Rocío”, con la Orquesta Sinfónica de Madrid y bajo la dirección de Enrique Fernández Arbós (1863-1939).

En 1914 regresó a Madrid y trabajó en el Teatro Real y el conservatorio, detalla por su parte, el sitio “buscabiografias.com”.

Ese año estrenó la comedia lírica “Margot, op. 11”, con libreto del matrimonio conformado por Gregorio Martínez Sierra (1881-1947) y María Lejárraga (1874-1974), que serían sus colaboradores y con los que trabajó en obras teatrales como: “Navidad” (1916), “La adúltera penitente” (1917) y “Jardín de Oriente “(1923).

Su trabajo como compositor quedó plasmado en obras como “Danzas fantásticas” (1919), la “Sinfonía sevillana” (1920), “Sanlúcar de Barrameda” (1921), “La oración del torero” (1925) y el “Trío no. 1” (1926).

También se dedicó a la enseñanza de composición, primero de forma particular, en su casa, y a partir de 1931, comenzó a dar Cátedra en el Conservatorio de Madrid, dando conferencias y clases magistrales dentro y fuera de España. En 1917, Turina publicó la “Enciclopedia abreviada de la música”.

En 1926 inició su colaboración con la prensa escrita como crítico musical, profesión a la que se dedicó hasta el fin de su vida. Colaboró en diarios como “El Debate”, “Ya” y en el semanario “Dígame”.

Después de la Guerra Civil Española (1936-1939) se le nombró Comisario General de la Música, puesto desde el cual impulsó la definitiva organización de la Orquesta Nacional de España. Joaquín Turina murió en Madrid el 14 de enero de 1949.

Datos de contacto

Enlaces