Junta de Andalucía. Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico. Junta de Andalucía Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico
Centro de Documentación Musical de Andalucía
Directorio Institucional

Álvarez Beigbeder, Germán ( Jerez de la Frontera, Cádiz, 1882-12-16)

Álvarez Beigbeder, Germán
Compositor y director, inmerso en el andalucismo musical, pero indagando también en la música francesa, sobre todo de César Franck y Saint-Saens, sin olvidar a los grandes del romanticismo europeo como Schumann o Brahms. Se caracteriza por su gran facilidad melódica y firmeza en la armonía. Entre sus obras figuran sinfonías y numerosas composiciones pianísticas, oratorios, instrumentales para orquesta y banda, etc. 

Aunque desde prácticamente su nacimiento tuvo una enorme vocación con la música, debido a que su madre era una gran pianista francesa, en un principio se dedica a la actividad comercial. Inicia sus estudios musicales en en Jerez, en la Real Academia de Música San Isidoro de Jerez en las especialidades de solfeo y piano. En 1910, se traslada a Madrid, donde estudia estudia con Bartolomé Pérez-Casas y, más tarde, ya como músico militar, con Manrique de Lara, que influiría decisivamente en su formación. Estudió armonía, contrapunto, fuga y dirección pasando por Roma hasta ostentar el título de Músico Mayor Militar.

Estuvo destinado en África, en Ferrol y en la banda de la marina de San Fernando. Más adelante, en 1930 abandonaba el ejército para fundar la banda municipal de Jerez, ciudad que le nombraría Hijo Predilecto en 1948. De vuelta a Jerez y separado voluntariamente del ejército, realiza una activa labor para en las instituciones musicales que fructifican en la creación del Conservatorio Oficial de Música y Declamación. Continúa su actividad durante las décadas siguientes en su ciudad natal. En 1930 funda la Orquesta y Banda Municipal de Jerez. 

Su dedicación algo tardía a la creación musical, retrasaría la aparición de sus primeras obras importantes hasta la década de los veinte. Autor de trabajos sobre folclore andaluz y de armonizaciones de melodías populares andaluzas, en especial de Cádiz, compuso obras de todos los géneros para orquesta, ballet y banda. Para el teatro lírico dejó los bocetos de una ópera, El Duque de Él (sobre argumento de los hermanos Álvarez Quintero), y dos zarzuelas, El mando de la patrulla y Sortilegio. En el género sinfónico escribió dos sinfonías, así como una suite y los apuntes sinfónicos Campos jerezanos. Compuso también música religiosa destacando su Stabat Mater, en el que se encuentran influencias de Bach. Su labor creativa esta revestida de originalidad, calidad y maestría, destacando sobre todo su sólida construcción y perfecta elaboración clásica, ya que nunca militó en las filas vanguardistas.

 

Aunque en la actualidad Álvarez Beigbeder es conocido casi exclusivamente por su música de banda, el catálogo de su producción se caracteriza por su amplitud, incluyendo desde armonizaciones de canciones populares hasta obras más importantes para piano, cámara, orquesta, banda, escena o coro. La diversidad de géneros que aborda, se puede relacionar con rasgos muy marcados de su pensamiento y actividad: su preocupación por la función cultural de la música, los inicios como músico militar y la intensa espiritualidad religiosa que cultivó durante toda su vida.


A sus 18 años, en 1900, había realizado su primera marcha «Al Pie de la Cruz», hasta completar con casi una veintena. Sin duda, fue uno de los grandes creadores del estilo fúnebre, aunque en las últimas de sus marchas hay in�uencia del compositor sevillano López Farfán. Existe una controversia acerca de los títulos de sus obras, al existir varios nombres y dedicatorias distintas de sus marchas a lo largo del tiempo. Debido a ello, existen incertidumbre sobre alguna de sus marchas, como sucede por ejemplo con «Corpus Christi» o con «Virgen de San Gil». Además, dejó obras sinfónicas, para piano, liricas, religiosas, pasodobles, himnos, marchas militares.

Datos de contacto

Enlaces